"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

martes, 24 de mayo de 2016

25 DE MAYO DE 1810: La formación del Primer Gobierno Patrio



    Una  gran multitud comenzó a reunirse en la Plaza de la Victoria, actual Plaza de Mayo, liderados por  Domingo French y Antonio Beruti, quienes repartían distintivos entre los revolucionarios. Se reclamaba, la renuncia definitiva del virrey Cisneros y la formación de otra Junta de Gobierno. Ante las demoras, la gente comenzó a agitarse, reclamando: ¡El pueblo quiere saber de qué se trata!
Cisneros seguía resistiéndose a renunciar, y tras mucho esfuerzo  lograron que  formalizase  su renuncia  en el gobierno. Esto, sin embargo, resultó insuficiente, y representantes e la multitud reunida en la plaza reclamaron que el pueblo reasumiera la autoridad delegada en el Cabildo Abierto del día 22, exigiendo la formación de una Junta.
    La titulada      Junta  provisional gubernativa de la Capital del Rio de la Plata según consta en la proclama del 26 de mayo de 1810,  se la conoce  como la "Primera Junta” , estaba compuesta de la siguiente manera: presidente  Cornelio Saavedra. Vocales: Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Miguel de Azcuenaga, Manuel Alberti, Domingo Matheu, Juan Larrea, Secretarios: Juan José Paso y Mariano Moreno.
La Junta era un cuerpo plural que estaba integrada por nueve miembros, siete de ellos americanos —o criollos— y dos españoles peninsulares; estos últimos eran Matheu y Larrea. Desde el punto de vista social estaba conformada por representantes de diversos sectores de la sociedad: Saavedra y Azcuénaga eran militares, Belgrano, Castelli, Moreno y Paso eran abogados, Larrea y Matheu eran comerciantes, y Alberti era sacerdote.
    Acto seguido, Saavedra habló a la muchedumbre reunida bajo la lluvia, y luego se trasladó al Fuerte entre salvas de artillería y toques de campana.
   Al mismo tiempo que el sol se ponía en el horizonte, una compañía de Patricios anunciaba,  que el Virrey de las Provincias Unidas del Río de la Plata había caducado, y que el Cabildo reasumía el mando supremo del Virreinato por voluntad del pueblo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario