"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

miércoles, 12 de junio de 2013

En la SEMANA DE LOS JARDINES compartimos lecturas con los niños y docentes del Jardín N° 152 de Resistencia

Plan Lectura Chaco, dependiente de la Dirección General de Niveles y Modalidades, de la Subsecretaría de Educación del MECCyT, concurrió en la SEMANA DE LAS INSTITUCIONES DE NIVEL INICIAL al Jardín Nº 152 de la ciudad de Resistencia, para leer con los niños y niñas y acordar lineamientos didácticos pedagógicos con los directivos y docentes de esta querida Institución Educativa.

Mostrando posibles recorridos de lectura, en este caso lo forman
 varios cuentos que tienen como protagonistas a elefantes. 

(...)
Elmer era diferente.
Elmer era de reazos.
Elmer era amarillo
y anaranjado
y rojo
y rosado
y morado
y azul
y verde
y negro
y blanco.
Elmer no era de color elefante.
        Fragmento de Elmer de David McKee

¿Dónde está Elemer?. Los libros album atrapan el interés de los más pequeños.
Leyendo Lobo de Olivier Douzou.
Sinopsis de Lobo de Olivier Douzou
¿Hay algo más terrible que un lobo? ¿Un animal que haya sido presentado en tantos cuentos e historias como un personaje malvado, que se come animales, que se come a la abuela de Caperucita Roja y siempre persigue a los Tres Cerditos? Este es un divertido libro para desmitificar esta figura de una manera entretenida y original. El lobo de este cuento está deconstruido y, con una letra en cursiva en la página de la izquierda, va contando su "construcción": me pongo mi nariz, me pongo mi ojo, me pongo mi otro ojo, me pongo mis orejas, me pongo mis dientes, etc. En la derecha van apareciendo estos elementos y se va creando poco a poco el rostro de un lobo. Sin duda sus dientes son lo más destacado y el rugido que ocupa dos páginas después de haberse puesto al cuello su servilleta y anunciar un terrible bocado. El humor llega pronto cuando el bocado sea ¡una zanahoria!. Un libro con el que disfrutarán los más pequeños por las sencillas ilustraciones, por la secuencia con la que se va armando el lobo, por el protagonismo de la comida y la ingenuidad final.

 La Prof. Lucía Rivoira lee: "Me pongo mi otro ojo", del cuento Lobo
de Olivier Douzou y entonces todos nos ponemos nuestro otro ojo.
LEER TODOS LOS DÍAS EN EL NIVEL INICIAL, NO ES SÓLO UNA TAREA DE LAS SEÑOS. LEER Y COMPARTIR LA BELLEZA DE LOS LIBROS CON LOS MÁS PEQUEÑOS ES UN VERDADERO ACTO DE AMOR Y GENEROSIDAD. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario