"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

jueves, 22 de julio de 2010

Seguimos compartiendo lecturas en la semana del Amigo. Hoy, un cuento de Liliana Bodoc

"Con esta obra –breve en extensión, grande en aspiraciones y logros–, Bodoc se ratifica como una atractiva voz de la literatura infantil y juvenil argentina."



    A veces, la vida se comporta como un viento: desordena y arrasa. Algo susurra, pero no se le entiende. A su paso todo peligra; hasta aquello que tiene raíces. Los edificios, por ejemplo. O las costumbres cotidianas.

    Cuando la vida se comporta de ese modo, se nos ensucian los ojos con los que vemos. Es decir, los verdaderos ojos. A nuestro lado, pasan papeles escritos con una letra que creemos reconocer. El cielo se mueve más rápido que las horas. Y lo peor es que nadie sabe si, alguna vez, regresará la calma.
    Así ocurrió el día que papá se fue de casa. La vida se nos transformó en viento casi sin dar aviso. Recuerdo la puerta que se cerró detrás de su sombra y sus valijas. También puedo recordar la ropa reseca sacudiéndose al sol mientras mamá cerraba las ventanas para que, adentro y adentro, algo quedara en su sitio.
- Le dije a Ricardo que viniera con su hijo. ¿Qué te parece?
- Me parece bien - mentí.
Mamá dejó de pulir la bandeja, y me miró:
- No me lo estás diciendo muy convencida...
- Yo no tengo que estar convencida.
- ¿Y eso qué significa? - preguntó la mujer que más preguntas me hizo a lo largo de mi vida.
Me vi obligada a levantar los ojos del libro:
- Significa que es tu cumpleaños, y no el mío - respondí.
La gata salió de su canasto, y fue a enredarse entre las piernas de mamá.
Que mamá tuviera novio era casi insoportable, pero que ese novio tuviera un hijo era una verdadera amenaza. Otra vez, un peligro rondaba mi vida. Otra vez había viento en el horizonte.
- Se van a entender bien - dijo mamá -. Juanjo tiene tu edad.
La gata, único ser que entendía mi desolación, saltó sobre mis rodillas. Gracias, gatita buena.
     Habían pasado varios años desde aquel viento que se llevó a papá. En casa ya estaban reparados los daños. Los huecos de la biblioteca fueron ocupados con nuevos libros. Y hacía mucho que yo no encontraba gotas de llanto escondidas en los jarrones, disimuladas como estalactitas en el congelador. Disfrazadas de pedacitos de cristal. "Se me acaba de romper una copa", inventaba mamá, que, con tal de ocultarme su tristeza, era capaz de esas y otras asombrosas hechicerías.
     Ya no había huellas de viento ni de llantos. Y justo cuando empezábamos a reírnos con ganas y a pasear juntas en bicicleta, aparecía un tal Ricardo y todo volvía a peligrar.
   Mamá sacó las cocadas del horno. Antes del viento, ella las hacía cada domingo. Después pareció tomarle rencor a la receta, porque se molestaba con la sola mención del asunto. Ahora, el tal Ricardo y su Juanjo habían conseguido que volviera a hacerlas. Algo que yo no pude conseguir .
- Me voy a arreglar un poco - dijo mamá mirándose las manos -. Lo único que falta es que lleguen y me encuentren hecha un desastre.
- ¿Qué te vas a poner? - le pregunté en un supremo esfuerzo de amor.
- El vestido azul.
Mamá salió de la cocina, la gata regresó a su canasto. Y yo me quedé sola para imaginar lo que me esperaba.
   Seguramente, ese horrible Juanjo iba a devorar las cocadas. Y los pedacitos de merengue se quedarían pegados en los costados de su boca.. También era seguro que iba a dejar sucio el jabón cuando se lavara las manos. Iba a hablar de su perro con el único propósito de desmerecer a mi gata.
    Pude verlo transitando por mi casa con los cordones de las zapatillas desatados, tratando de anticipar la manera de quedarse con mi dormitorio. Pero, más que ninguna otra cosa, me aterró la certeza de que sería uno de esos chicos que, en vez de hablar, hacen ruidos: frenadas de autos, golpes en el estómago, sirenas de bomberos, ametralladoras y explosiones.
- ¡Mamá! - grité pegada a la puerta del baño.
- ¿Qué pasa? - me respondió desde la ducha.
- ¿Cómo se llaman esas palabras que parecen ruidos?
E l agua caía apenas tibia, mamá intentaba comprender mi pregunta, la gata dormía y yo esperaba.
- ¿Palabras que parecen ruidos? - repitió.
- Sí. - Y aclaré -: Plum, Plaf, Ugg...¡Ring!
- Por favor - dijo mamá -, están llamando.
No tuve más remedio que abrir la puerta.
- ¡Hola! - dijeron las rosas que traía Ricardo.
- ¡Hola! - dijo Ricardo asomado detrás de las rosas.
Yo miré a su hijo sin piedad. Como lo había imaginado, traía puesta una remera ridícula y un pantalón que le quedaba corto.
Enseguida, apareció mamá. Estaba tan linda como si no se hubiese arreglado. Así le pasaba a ella. Y el azul les quedaba muy bien a sus cejas espesas.
- Podrían ir a escuchar música a tu habitación – sugirió la mujer que cumplía años, desesperada por la falta de aire. Y es que yo me lo había tragado todo para matar por asfixia a los invitados.

Cumplí sin quejarme. El horrible chico me siguió en silencio. Me senté en una cama. Él se sentó en la otra. Sin dudas, ya estaría decidiendo que el dormitorio pronto sería de su propiedad. Y que yo dormiría en el canasto, junto a la gata.
No puse música porque no tenía nada que festejar. Aquél era un día triste para mí. No me pareció justo, y decidí que él también debía sufrir. Entonces, busqué una espina y la puse entre signos de preguntas:
- ¿Cuánto hace que se murió tu mamá?
Juanjo abrió grandes los ojos para disimular algo.
- Cuatro años - contestó.
Pero mi rabia no se conformó con eso:
- ¿Y cómo fue? - volví a preguntar.
Esta vez, entrecerró los ojos.
Yo esperaba oír cualquier respuesta, menos la que llegó desde su voz cortada.
- Fue... fue como un viento - dijo.
Agaché la cabeza, y dejé salir el aire que tenía guardado. Juanjo estaba hablando del viento, ¿sería el mismo que pasó por mi vida?
- ¿Es un viento que llega de repente y se mete en todos lados? - pregunté.
- Sí, es ese.
- ¿Y también susurra...?
- Mi viento susurraba - dijo Juanjo -. Pero no entendí lo que decía.
- Yo tampoco entendí. - Los dos vientos se mezclaron en mi cabeza.
Pasó un silencio.
- Un viento tan firme que movió los edificios - dijo él -. Y eso que los edificios tienen raíces...
Pasó una respiración.
- A mí se me ensuciaron los ojos - dije.
Pasaron dos.
- A mí también.
- ¿Tu papá cerró las ventanas? - pregunté.
- Sí.
- Mi mamá también.
- ¿Por qué lo habrán echo? – Juanjo parecía asustado.
- Debe haber sido para que algo quedara en su sitio.
A veces, la vida se comporta como el viento: desordena y arrasa. Algo susurra, pero no se le entiende.. A su paso todo peligra; hasta aquello que tiene raíces. Los edificios, por ejemplo. O las costumbres cotidianas.
- Si querés vamos a comer cocadas - le dije.
Porque Juanjo y yo teníamos un viento en común.. Y quizás ya era tiempo de abrir las ventanas.

Liliana Bodoc (1958), escritora argentina nacida en la ciudad de Santa Fe pero que desde los cinco años vive en Mendoza. Estudió Licenciatura en Letras en la Universidad de Cuyo y ejerció la docencia en colegios de la misma universidad.
Publicó su primera novela, Los días del Venado en el año 2000 bajo la editorial Norma. La novela fue premiada por la feria del libro de Buenos Aires y obtuvo la mención especial de The White Ravens en el año 2002. Sorprendió a la crítica en general por haber creado una novela interesante y atrapante, cuando había pocos antecedentes en el género épico en Argentina. En el año 2002 publicó la secuela de Los días del Venado con el título de Los días de la Sombra que también gozó de buenas críticas. En el año 2004 publico el tercer y último libro de la Saga de los Confines (denominación al conjunto de los tres títulos) con el nombre de Los días del Fuego. También en ese mismo año publicó el libro de cuentos infantiles Sucedió en colores. En el año 2007 publicó la novela Memorias Impuras y en el 2008 publicó El espejo africano.

martes, 20 de julio de 2010

EN EL DÍA DEL AMIGO COMPARTIMOS LECTURAS

Hagamos un trato

Compañera
usted sabe
que puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro
o a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense que es flojera
igual puede contar
conmigo

Pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo

Mario Benedetti

A mis amigos

A mis amigos les adeudo la ternura

y las palabras de aliento y el abrazo;
el compartir con todos ellos la factura
que nos presenta la vida, paso a paso.

A mis amigos les adeudo la paciencia
de tolerarme las espinas más agudas;
los arrebatos de humor, la negligencia,
las vanidades, los temores y las dudas.

Un barco frágil de papel,
parece a veces la amistad
pero jamás puede con él
la más violenta tempestad
porque ese barco de papel,
tiene aferrado a su timón
por capitán y timonel:
un corazón.

A mis amigos les adeudo algún enfado
que perturbara sin querer nuestra armonía;
sabemos todos que no puede ser pecado
el discutir, alguna vez, por tonterías.

A mis amigos legaré cuando me muera
mi devoción en un acorde de guitarra
y entre los versos olvidados de un poema,
mi pobre alma incorregible de cigarra.

Un barco frágil de papel,
parece a veces la amistad
pero jamás puede con él
la más violenta tempestad
porque ese barco de papel,
tiene aferrado a su timón
por capitán y timonel:
un corazón.

Amigo mío si esta copla como el viento,
adonde quieras escucharla te reclama,
serás plural, porque lo exige el sentimiento
cuando se lleva a los amigos en el alma.
Letra: Alberto Cortez
Música: Alberto Cortez

viernes, 16 de julio de 2010

LA BIENAL: Una fiesta para compartir

DE REPENTE, EN UN LUGAR COMÚN, TE ENCONTRÁS CON EL ARTE, LO TOCÁS, LO SENTÍS, LO VIVÍS, TE MARAVILLÁS… Y ASÍ, UNAS 500 VECES MÁS.




La Bienal Internacional de Escultura 2010, del 17 al 24 de Julio, en Resistencia, capital de la provincia del Chaco. Esta edición convoca a 10 de los más prestigiosos artistas del mundo que realizarán, a cielo abierto y ante miles de espectadores, una obra original e inédita.


La masiva concurrencia del público, proveniente de los más variados puntos del país y del mundo, transformará a este mágico escenario en el suceso cultural y social que, como en las ediciones anteriores, reunirá más de 150.000 personas para vivir un momento de vida a través del arte.

El destino de las obras será las calles y avenidas de Resistencia, incrementando el patrimonio escultórico de la ciudad, actualmente conformado por más de 520 obras de los más destacados artistas del planeta.

Las esculturas resultantes de esta bienal seguirán a la vista y al alcance de todos, en una ciudad que se muestra hoy como un singular museo al aire libre y como un espacio donde la importancia de sus obras, el respeto y el orgullo que sus habitantes sienten al poder contar con ellas, convergen en una verdadera expresión de identidad, en la cual el arte es mecanismo de perfeccionamiento y un medio de elevación espiritual.

"Invitamos a todos los habitantes del planeta a sentir la calidez de nuestra gente y les aseguramos que en todos los inviernos de sus vidas habrá un Chaco y una Resistencia, la Ciudad de las Esculturas”.


http://www.bienaldelchaco.com/nuevo/

Se presenta hoy el libro de Vidal Mario "La Lanza del Destino"

El libro es producto de una investigación del autor sobre la Masacre de Napalpí, ocurrida el 19 de julio de 1924. La presentación oficial estará a cargo del gobernador del Chaco, Jorge Milton Capitanich, hoy viernes, a las 21, en el Museo de Medios de Comunicación Raúl D. Berneri (Pellegrini 213).


"La lanza del destino" cuenta con el prólogo de Ceferino Reato, jefe editor del diario Perfil. Vidal Mario es un reconocido periodista, autor de "Napalpí, la herida abierta". El autor destacó en su encuentro con la prensa la visión de Reato en el prólogo, que calificó a este nuevo libro como “Napalpí, la herida abierta multiplicado por diez”. “Comparada con las historias de este libro, aquella masacre de aborígenes de la reserva de Napalpí parece ahora una gota de rocío”, agregó el autor.

Para ampliar ir a
http://www.datachaco.com/noticia.php?numero=33928


Plan Lectura en el 2º Encuentro Jurisdiccional “Experiencias para acompañar a Docentes Noveles”

    El pasado 12 de julio se desarrolló en la Localidad de J. J. Castelli el 2º Encuentro Jurisdiccional de acompañamiento a docentes noveles, cuyo objetivo fue reflexionar, acompañar y proyectar estrategias de acompañamiento para docentes que inician su desarrollo profesional, de manera tal que puedan enriquecer y diversificar desde el inicio sus prácticas pedagógicas. Este espacio, coordinado por la Lic. Cristina Campestrini, permitió reflexionar sobre problemáticas específicas del quehacer docente, compartir inquietudes con otros colegas y encontrar posibles respuestas a problemas comunes; además de abordar y discutir textos teóricos, intercambiar opiniones y acordar decisiones, experimentar y plantear distintas maneras de afrontar las diferentes situaciones de clases.

Objetivo de la Jornada:
La jornada se inició con un plenario general en donde se expusieron las líneas de acción para favorecer el acompañamiento a los docentes noveles en su primer puesto de trabajo –en el que se resaltó el rol de los Proyectos de Mejora para el Nivel Medio y la importancia de la lectura como estrategia pedagógica fundamental y como herramienta de inclusión social- , lo que redundará en mejores prácticas pedagógicas y, por ende, en mejores resultados de aprendizajes por parte de los estudiantes. Luego se organizaron mesas de trabajo en las que se revisaron, discutieron y enriquecieron los Proyectos Institucionales de los diversos I.F.D. presentes.                                                          


Los Participantes:
Participaron de este encuentro la Prof. Beatriz Alen, referente del INFOD del Ministerio de Educación de Nación, la Directora de Educación Superior, Prof. Ester Gauna; la Directora de Educación Secundaria, Prof. Irma Bosco y la Prof. Rosana Cisneros, responsable del Plan de Mejora de la Escuela Secundaria de la Jurisdicción; el Referente del Plan Provincial de Lectura, Prof. Oscar Yaniselli; Directivos y docentes de Instituciones de Nivel Medio y de los ISFD de la Región (“Dante Darío Celli,” de Las Palmas, “Dr. René Gerónimo Favaloro” de Castelli, “I.F.D. San Bernardo” de San Bernardo,”Domingo F. Sarmiento” de Resistencia y “Mercedes L. de Parra” de General Pinedo); evidenciando un trabajo de real articulación entre los diferentes Niveles y Programas del M.E.C.C. y T., y por el que se pudo concertar acciones que beneficien el desarrollo profesional óptimo de los nuevos docentes que se insertan al Sistema Educativo Provincial.

Excelente clima de trabajo:Cabe resaltar el clima de trabajo y de camaradería que predominó durante toda la jornada. En todo momento los diferentes representantes del M.E.C.C. y T. resaltaron el compromiso ineludible de la actual gestión de gobierno de apostar a la educación como elemento de transformación social, propiciando una escuela verdaderamente inclusiva, donde se brinden aprendizajes de calidad y en la que todos los sectores sociales tengan lugar para expresarse, aprender y crecer.



miércoles, 14 de julio de 2010

Plan Lectura Chaco acompaña la presentación del último libro de Hugo Mitoire

El equipo técnico del Plan Lectura Chaco acompaña la presentación del libro "Cuando era chico" del escritor chaqueño Hugo Mitoire. En el recorrido que realiza el PLCH por toda la Provincia, los textos de Hugo son uno de los más leídos por los niños y jóvenes chaqueños.
A continuación reproducimos la invitación realizada por el propio escritor:

"Queridos amigos, familiares, ex-compañeros de mi anterior vida de médico, niños, jóvenes, maestras, profesores, bibliotecarios, periodistas y público en general:

Con estas líneas confirmo la presentación en Resistencia, del nuevo libro CUANDO ERA CHICO, para el día jueves 15 de julio a las 21hs en Librería De La Paz (Av. 9 de julio 359).
Como en todos mis libros, no hay destinatarios por edades, ya que bien lo pueden leer los niños, como también jóvenes y adultos.
Las abuelas Cuentacuentos, leeran algunos fragmentos de los cuentos.
Los espero a todos.
Afectuosamente".



lunes, 12 de julio de 2010

A 106 años del nacimiento de Pablo Neruda


"Ningún poeta del hemisferio occidental de nuestro siglo admite comparación con él". Harold Bloom





SENSACIÓN DE OLOR

FRAGANCIA de lilas...
Claros atardeceres de mi lejana infancia
que fluyó como el cauce de unas aguas tranquilas.

Y después un pañuelo temblando en la distancia.
Bajo el cielo de seda la estrella que titila.

Nada más. Pies cansados en las largas errancias
y un dolor, un dolor que remuerde y se afila

. ...Y a lo lejos campanas, canciones, penas, ansias,
vírgenes que tenían tan dulces las pupilas.

Fragancia de lilas...

Algunas de sus obras
• Veinte poemas de amor y una canción desesperada. • Tentativa del hombre infinito. • Anillos • El habitante y su esperanza. Novela. • Residencia en la tierra (1925–1931). • España en el corazón. Himno a las glorias del pueblo en la guerra: (1936–1937). • Nuevo canto de amor a Stalingrado. • Tercera residencia (1935–1945). • Canto general. • Los versos del capitán. • Todo el amor. 1953. • Odas elementales • Estravagario. • Cien sonetos de amor • Cantos ceremoniales. • Memorial de Isla Negra. • Arte de pájaros. • Fulgor y muerte de Joaquín Murieta. 1967. La obra fue escrita con la intención de servir de libreto para una ópera de Sergio Ortega. • La espada encendida. 1970.

Fuente:http://www.neruda.uchile.cl/obra/obracrepusculario.html

Hoy recordamos a la heroína y guerrera Juana Azurduy


 JUANA AZURDUY
Nació en Chuquisaca, Alto Perú (Bolivia), un 12 de julio de 1780, huérfana de sangre mestiza, se casó con el general Manuel Ascensio Padilla. Luchó con gran coraje en la guerra de la independencia de su país. Al morir su esposo asumió el mando de la guerrilla con el grado de Coronela.
El 25 de mayo de 1809, justo un año antes del alzamiento de Buenos Aires, se sublevó el pueblo de Chuquisaca, revolucionando el Virreynato del Río de la Plata desde el Alto Perú. Se destituye al virrey y se nombra gobernador a Juan Antonio Alvarez de Arenales. Es aquí donde aparece la figura guerrera de Juana. Deja sus cuatro hijos y acompaña a su esposo, ambos comprometidos en la causa antiespañola, al campo de batalla.
Allí organizan una tropa de ayuda a las expediciones que envía Buenos Aires al Alto Perú. La primera, al mando de Antonio Balcarce y la segunda a cargo de Manuel Belgrano. Las crónicas de la época cuentan que cuando Belgrano la vió pelear le entregó su espada en reconocimiento a su bravura y lealtad a la causa. Fue ella quien ocupó en plena guerrilla el cerro de la Plata y se adueñó de la bandera realista enemiga. Con esta acción el gobierno de Buenos Aires, al mando de Pueyrredón le concedió en 1816 el grado de Teniente Coronel del ejército argentino en virtud de su "varonil esfuerzo".
En ese entonces, todavía parecía más conveniente conquistar Perú por la vía altoperuana, es decir por el Norte. Cuando San Martín se hace cargo del Ejército cambia de estrategia. Decide abandonar esa ruta y elige una más segura e innovadora: llegar a Lima por el Pacífico, luego de cruzar los Andes hacia Chile. Este cambio de estrategia, deja a Juana y a su tropa sin sustento económico y fundamentalmente abandonados a su propio destino. Así, Juana, vió morir a sus cuatro hijos y combatió embarazada de su quinta hija. Cuando queda viuda y con su única hija, se unió en la defensa del Norte bajo el servicio de Martín Miguel de Güemes. Tras la muerte del caudillo, sin mas combate, quedó carente de recursos para volver a su patria.

Su vida transcurrió en Salta reclamando inútilmente a Bolivia sus bienes confiscados. Recién en 1825, el gobierno salteño le otorgó dinero para su regreso .
Murió a los 82 años, olvidada y en la mayor pobreza. Se la enterró en una fosa común sin los honores ni las glorias que su accionar y compromiso por la patria merecía.

Juana Azurduy
(Letra: Féliz Luna - Música: Ariel Ramírez)
Juana Azurduy,
flor del Alto Perú:
no hay otro capitán
más valiente que tú.

Oigo tu voz
más allá de Jujuy
y tu galope audaz,
Doña Juana Azurduy.

Me enamora la patria en agraz,
desvelada, recorro su faz;
el español no pasará
con mujeres tendrá que pelear.

Juana Azurduy,
flor del Alto Perú,
no hay otro capitán
más valiente que tú.

Estribillo
Truena el cañón,
préstame tu fusil
que la revolución
viene oliendo a jazmín.

Tierra del sol
en el Alto Perú,
el eco nombra aún
a Tupac Amaru.

Tierra en armas que se hace mujer,
amazona de la libertad.
Quiero formar
en tu escuadrón
y al clarín de tu voz
atacar.




ÚLTIMO HOMBRE - Un cuento de Eduardo Sacheri



López había cumplido siempre. Había ganado y perdido, cosa por cierto evidente. Pero jamás había abandonado su puesto. Jamás había sacado el cuerpo por cobardía. Jamás había temido hacer un sacrificio. Era un back enérgico y silencioso, lector de buenos libros. No le molestaba jugar de último hombre. Ni que la pelota estuviese, en sus pies, eternamente de paso. Hacía el quite, buscaba con la mirada a los vociferantes mediocampistas, y se la sacaba de encima con algo de premura y una cierta mácula de torpeza. No se sentía menos por ello. Sabía que, sin su presencia allí, en el fondo, el equipo podía venirse en picada, por más que los delanteros se florearan con toques y gambetas. ¿No había sido una catástrofe, acaso, aquella segunda rueda el otro año, cuando él había estado parado por la operación de meniscos? Al técnico casi lo internan del disgusto: los contrarios se hicieron festines memorables. La defensa, sin él, era un colador endemoniado, un puente cándido por el que podía pasar hasta una anciana en muletas y llegar cara a cara con el arquero. De modo que, aunque a veces le produjera cierto hastío el desdén de los volantes, la cómoda pereza de los delanteros, la pegajosa y algo inútil admiración de los laterales, López era un hombre en paz. La noche definitiva era una de esas noches en las que llueven lluvias mansas, parsimoniosas, leves y frías. Irían, cuanto mucho, veinte minutos del segundo tiempo. Cero a cero, trabado en el medio, cosa natural en dos equipos jugados al empate en el afán de sacarle el cuello a la guillotina del descenso. López hacía lo suyo. Trababa. Ordenaba. Sometía al árbitro al consabido rosario de jeringueos y reproches. La hecatombe no se anunció a través se señales contundentes. Simplemente se inició cuando López salió a cortar una pelota dividida con el siete contrario, un jovencito rápido y atrevido, que siempre amagaba por adentro y salía por afuera. López no se inquietó, aunque su rival llegó a bajar la pelota un segundo antes que él cortara. Lo dejó en cambio detenerse en seco, hamacarse, sobrarlo. Y cuando el otro por fin disparó por afuera, López se lanzó a la pileta húmeda del lateral con la certeza de que sus 95 kilos serían suficientes para trabar el balón y proyectar al jovencito hacia los carteles del costado. Cuando se incorporó, la pelota descansaba junto a su botín izquierdo. El otro yacía, aturdido, en un charco cercano al banderín del córner. Había cumplido según el manual del perfecto zaguero, y algunos aplausos regados desde la grada semidesierta le entibiaron el alma. Faltaba únicamente buscar con la mirada al tres o a algún volante, para que abrieran el juego. Pero entonces pasó lo que nunca había pasado antes. López bajó de nuevo los ojos. Vio sus pies embarrados, su rodilla raspada, sus medias bajas, y la pelota brillante, reluciente. Los gritos desde el medio le llegaron de inmediato, pero López decidió que debía esperar a que algo terminase de tomar forma dentro suyo. Tal vez el nueve contrario advirtió sus vacilaciones, porque se le vino al humo con la lengua afuera para atorarlo en su torpeza. López llegó a oír que el técnico le gritaba que la colgara, que la colgara, pero en lugar de obedecer no pudo evitar bajar de nuevo la cabeza y volver a verla, como nunca hasta entonces, hasta enamorarse de ella hasta el último rincón de su alma. Entrecerró los ojos. Inspiró profundamente. Oyó con una nitidez absoluta el galope tendido del delantero, notó su respiración agitada, le vio la codicia ególatra que siempre llevan en el rostro los delanteros. Nunca supe lo que López sintió en ese momento. Yo supongo que fue una súbita intuición de la negritud insoslayable de la muerte. De hecho, cuando el contrario se le tiró a los pies, López hamacó sus 95 kilos, balanceó su cadera inexperta, y dejó que el botín acariciara levísimamente la pelota. A los treinta y tres años Juan López acababa de tirar un caño en el borde del área. El técnico escupió el pucho y le gritó que la largase. López lo contempló sin prisa y sin cariño. Cuando adelantó el balón y se lanzó tras él al trote, lo había olvidado para siempre. Llegó hasta el mediocampo sin que le salieran al cruce. El único estorbo eran los gritos de los suyos, que sin comprender el milagro se la pedían como si tal cosa, como si él no fuese capaz de avanzar con la cabeza en alto, con el gesto sereno, con una libertad indómita que le nacía en el vientre y lo invitaba a seguir yendo. El técnico, fuera ya de sus cabales, lo insultaba en escalas polícromas y lo conminaba a largarla y a volverse. El iluso no sabía que López corría irrevocable a su destino, o al menos a uno de todos los destinos que habitan la vida de un hombre. Cuando al fin le salió el volante central López le amagó por dentro y se le escabulló por el callejón del diez. Pero en su apuro inexperto la tiró algo larga, de modo que el ocho de ellos se le vino al humo, seguro de llegar primero. Para entonces el técnico acababa de cruzar el umbral del desconsuelo. López había pasado a dos contrarios, pero había metido tal desbarajuste en los relevos que nadie sabía donde cuernos pararse. No estaban listos para eso. López nunca había subido. Retacón como era, no servía para ir a buscar los centros. De modo que el otro central trataba de acomodar a los dos laterales, en la seguridad de que el contraataque era inminente y los iba a agarrar papando moscas; mientras los volantes chillaban pidiendo una pelota ya definitivamente perdida. Pese a todo, y cuando el marcador se lanzaba con los botines de punta, López adelantó la diestra con la presteza de un delantero consumado y empujó con lo justo el balón un metro escaso. Sintió el dolor inconfundible de un tobillo aplastado bajo los tapones del rival, pero ni siquiera sopesó la posibilidad de detenerse. Ahora corría cerca de la raya, y de vez en cuando la alejaba de la línea con sutiles toques de una zurda que hasta entonces le había servido sólo para apretar el embrague. Eufórico, seguro de sí, estiró el brazo derecho, señalando la extensa pampa abierta a las espaldas del marcador de punta. «Carucha» Pontón, el win izquierdo, le entendió la seña y salió disparado. López, sin mirarlo, le puso una pelota inaudita con la cara externa del pie derecho, para que la bola pasase por fuera del marcador e hiciese la comba volviendo hacia la cancha, justo a tiempo para que Carucha la cazara, al vuelo, y picara hasta el fondo bien habilitado. Por primera vez en su vida, López encorvó el cuerpo y se lanzó en velocidad hacia el área. Uno de los centrales le hizo el honor de pretender sacarlo con el cuerpo. Pero López no era uno de esos contrahechos que suelen jugar de nueve para no transpirar ni despeinarse. Se lo sacó de encima con un par de forcejeos del brazo izquierdo. Mientras seguía lanzado en su carrera entendió que había elegido bien a quién lanzar el pelotazo: Carucha, Dios lo bendiga, estaba llegando al banderín y sacudiendo la cabeza buscándolo a él, a López, al seis, al último hombre de toda la vida, para que la mandara guardar de una buena vez por todas. No buscaba a esos amargos pseudo infalibles de corazón tibio que se consideran elegidos para el terso destino de la delantera. No, nada de eso. Lo buscaba a él, a López, al burro de carga, al percherón del lechero, para que tentara el destino de convertir un gol de hazaña. Deslumbrado, como un recién nacido, López cruzó como una exhalación la medialuna del área. Dio dos pasos y se elevó en el aire. Sintió las gotas de lluvia en el rostro. Sintió la luz de los flashes. Sintió la bocina de un tren que pasaba por detrás de la popular visitante. Y sintió la caricia abrupta del balón impactándole en la frente, abandonándolo rumbo al arco, dejándole una mancha de barro sobre la ceja, cerrándole para siempre la puerta al miedo y al olvido. Termino mi relato aquí, temiendo que algún lector futbolero se sienta defraudado al desconocer el destino final del cabezazo. No voy a rematar la historia apuntando si el balón se colgó de un ángulo, o si salió ocho metros por encima del travesaño. Si me explayo en esa materia estaré distrayendo la atención hacia un detalle intrascendente. Lo inolvidable, lo sagrado para mí, que estuve presente en la noche final en que López decidió cortar la soga, es su imagen al volver desde el área contraria. Sereno. Feliz. Altivo. La camiseta fuera del pantalón. Las medias bajas. El barro en las pantorrillas. Y una mirada absorta, emocionada, enternecida en la intuición de su libertad recién alumbrada. Una mirada sin destino fijo, apoyada en todo caso en un punto cualquiera del horizonte; de esas que los hombres sólo usan para mirarse a sí mismos. Nota: este es otro de los muy buenos cuentos publicados por Sacheri en el libro “Esperándolo a Tito”.


Eduardo Sacheri nació en Castelar, provincia de Bs. As., en 1967. Licenciado en historia, ejerce como profesor. A mediados de la década del 90 comenzó a escribir relatos futboleros que encontraron una amplia difusión a través de Alejandro Apo en su programa “Todo con afecto”, por radio Continental. Sacheri expresa en sus cuentos su pasión por el fútbol con humor amable y elegante, demostrando al mismo tiempo un perfecto entendimiento de la cultura futbolera Argentina. Sus libros de relatos son : esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol ( 2000), Te Conozco Mendizábal y otros cuentos (2001), Lo Raro Empezó después: Cuentos de Fútbol y otros relatos (2004), Un viejo que se pone de pié y otros cuentos (2007). Además de los relatos, ha escrito dos novelas: La pregunta de sus ojos (2005) y Aráos y la verdad (2008). La primera fue llevada al cine por el director Juan José Campanella con el nombre de El secreto de sus ojos y ha cosechado numerosos premios, entre ellos el oscar a la mejor película extranjera 2010. El guión de la película fue escrito por Campanella y Sacheri.

sábado, 10 de julio de 2010

9 de Julio en Alta en el cielo TV y radio

Festejamos este 9 de Julio, día de la independencia de nuestra patria, con programas especiales de Alta en el Cielo Tv y Radio.
En Alta en el Cielo TV podrás:
Adentrarte en el mundo de la lectura, conociendo cómo trabajan las escuelas para generar comunidades de lectores y en qué consiste la resolución ministerial que nos invita a leer en voz alta en todas las aulas. Además, conmemorando nuestra fecha patria, vamos a conocer qué pasó el 9 de julio de 1816 y cómo la Argentina comenzó a ser un país libre junto a otros países latinoamericanos.
Como en todos los programas, te vamos a recomendar películas y ciclos televisivos para ver y reflexionar en casa y en la escuela. A eso sumamos efemérides y un informe especial que nos explica por qué
festejamos en Chaco, el Día Provincial de los Museos. También vamos a aprender sobre cómo protegernos y prevenir accidentes si viajamos en moto, a través de un micro especial producido por Canal Encuentro y vamos a jugar con las matemáticas a partir de una incógnita para jugar entre todos.

En Alta en el Cielo Radio podrás escuchar:
-La Independencia como proceso complejo, su relación con la historia de Latinoamérica y Europa.
-El concepto 'independencia', ¿qué significa esta palabra? ¿cómo la usaron los personajes de la historia?
-El 9 de julio en el aula.
-Otras historias' del 9 de julio.
-Los conceptos del Bicentenario: ¿de dónde vienen las palabras 'nación', 'patria', 'pueblo', 'revolución', etc.?
-El 1º spot de la campaña radial para chicos sobre el cuidado de las escuelas.

Podes escuchar online Alta en el cielo desde aqui
Podes ver online Alta en el Cielo TV desde aquí.

PLAN LECTURA CHACO EN LA REGIÓN EDUCATIVA IV.

El pasado 6 y 7 de julio el Equipo Técnico pedagógico de Plan Lectura Chaco estuvo trabajando con docentes, bibliotecarios, directivos y supervisores de la Regional Educativa IV, tanto en su sede de la ciudad de las Breñas y en su subsede de la ciudad de General Pinedo.


Con la asistencia de más 300 docentes, quienes asistieron en contraturno de sus respectivas jornadas de clase, se expuso con ellos la Política Pública de Lectura impulsada desde el Gobierno Provincial y llevada adelante por el Plan a través de sus múltiples acciones, que tienen como objetivo central reinstalar la Práctica de lectura en todas las Instituciones Educativas del territorio provincial.
En los cuatro encuentros realizados –dos en la sede y dos en la subsede- se distribuyó y trabajó con las Publicaciones “Aulas y Libros Abiertos”, realizadas por el Plan y en el que se recomiendan títulos y autores de literatura infanto-juvenil y se sugieren prácticas concretas de lectura para cada Ciclo y Nivel (Inicial, Primaria, Secundaria y Bibliotecas). Además se abordó la significación, los objetivos y alcances de la Resol. Nº 2183 que habilita la lectura en voz alta al inicio o en otro momento de la clase por parte del docente, en cada una de las aulas de nuestras escuelas y en la que se fija un piso común –en cantidad y calidad- de lecturas para todos los alumnos/as de los distintos Niveles del Sistema Educativo Provincial.

Cabe destacar la activa participación de los docentes presentes, quienes se mostraron entusiastas con la propuesta del Plan, comprometiéndose a impulsar las estrategias de lectura en sus aulas e instituciones, actuando como agentes multiplicadores de la propuesta y de las acciones en sus respectivas comunidades escolares.

La profesora Alicia Llaneza, Directora Regional de la Subsede de Gral. Pinedo, agradeció la presencia del Plan y destacó la importancia del trabajo realizado con los docentes para impulsar la práctica de la lectura en las aulas de todas las Instituciones escolares de la región. También la Profesora Nancy Torres, en representación de la Directora Regional con sede en Las Breñas Prof. Griselda P. Herrera, subrayó la relevancia de estas acciones para que los docentes y directivos no sólo tomen conciencia de la importancia que tiene la lectura como práctica pedagógica, sino también como herramienta que propicia la inclusión social.
El Referente Provincial del Plan, Prof. Oscar Yaniselli, valoró la actitud de los docentes y directivos que asistieron a estos encuentros de trabajo, fuera de su horario habitual de trabajo, evidenciando interés y compromiso con la problemática abordada, instándolos a leer todos los días con sus alumnos textos de diferentes géneros, autores y grados de complejidad, prestando especial atención a todo lo trabajado en esa instancia con el Equipo técnico pedagógico del Plan. Recalcó en todo momento que la lectura es una cuestión que preocupa y ocupa no sólo al Plan Lectura Chaco sino a todas las áreas y organismos que dependen del Ministerio de Educación, insistiendo en que la lectura es una cuestión central para la actual gestión y forma parte de una de las metas prioritaria del Gobierno Provincial.





jueves, 8 de julio de 2010

En este 9 de Julio: Compartimos escritores que hicieron historia


Se celebra en nuestro país uno de los hechos más importantes de nuestra historia: "La independencia Argentina", nuestra afirmación como Nación latinoamericana, la concreción de largos procesos iniciados el 25 de Mayo de 1810, y que se deben ir conquistando y manteniendo constantemente, como individuos y como pueblo.


"Cielito de la Independencia"de Bartolomé Hidalgo

Si de todo lo criado
es el cielo lo mejor,
el "cielo" ha de ser el baile
de los Pueblos de la Unión.

Cielo, cielito y más cielo,
cielito siempre cantad
que la alegría es del cielo,
del cielo es la libertad.

Hoy una Nación
en el mundo se presenta,
pues las Provincias Unidas
proclaman su Independencia.

Cielito, cielo festivo,
cielo de la libertad,
jurando la Independencia
no somos esclavos ya.

Los del Río de la Plata
cantan con aclamación,
su libertad recobrada
a esfuerzos de su valor.

Cielo, cielito, cantemos,
cielo de la amada Patria,
que con sus hijos celebra
su libertad suspirada.

Los constantes argentinos
juran hoy con heroísmo,
eterna guerra al tirano,
guerra eterna al despotismo.

Cielo, cielito, cantemos
se acabarán nuestras penas,
porque ya hemos arrojado
los grillos y las cadenas.

Jurando la Independencia
tenemos obligación,
de ser buenos ciudadanos
y consolidar la Unión.

Cielo, cielito, cantemos,
cielito de la unidad,
unidos seremos libres,
sin unión no hay libertad.

Todo fiel americano
hace a la Patria traición,
si fomenta la discordia
y no propende a la Unión.

Cielo, cielito, cantemos
que en el cielo está la paz,
y el que la busque en discordia
jamás la podrá encontrar.

Oprobio eterno al que tenga
la depravada intención
de que la Patria se vea
esclava de otra nación.

Cielito, cielo festivo,
cielito del entusiasmo,
queremos antes morir
que volver a ser esclavos.

¡Viva la Patria, patriotas!
¡Viva la Patria y la Unión,
viva nuestra independencia,
viva la nueva Nación!

Cielito, cielo dichoso,
cielo del americano,
que el cielo hermoso del Sud
es cielo más estrellado.

El cielito de la Patria
hemos de cantar, paisanos,
porque cantando el cielito
se inflama nuestro entusiasmo.

Cielito, cielo y más cielo,
cielito del corazón,
que el cielo nos da la paz,
y el cielo nos da la Unión.


Bartolomé José Hidalgo (Montevideo, 1788 - Morón, 1822) fue un escritor de las Provincias Unidas del Río de la Plata, iniciador de la poesía gauchesca, pertenece a la cultura popular. Es uno de aquellos autores que se pueden definir como "esenciales"; es decir, aquellos que más allá de la vestidura lírica o literaria, tienen su importancia en la carnadura de lo que dicen, en el grado de alimento esencial. Sus Cielitos, hablan de la peripecia patriótica.



"De pronto entró la Libertad" de Raúl González Tuñón


Estábamos todos dormidos,
algunos bajo los árboles,
otros sobre los ríos,
algunos más entre el cemento,
otros más bajo la tierra.

De pronto entró la Libertad
con una antorcha en la mano.
Estábamos todos despiertos,
algunos con picos y palas,
otros con una pantalla verde,
algunos más entre libros,
otros más arrastrándose, solos.

De pronto entró la Libertad
con una espada en la mano.

Estábamos todos dormidos,
estábamos todos despiertos
y andaban el amor y el odio
más allá de las calaveras.

De pronto entró la Libertad,
no traía nada en la mano.

La Libertad cerró el puño.
¡Ay! Entonces...


   Raúl González Tuñón (1905 / 1974) nació y murió en Buenos Aires. Fue uno de los más importantes poetas argentinos del siglo XX. “Amigo de las gentes, de las mujeres amantes y del vino, una suerte de François Villon criollo, cantor de las tabernas, las grandes fiestas y duelos e insurrecciones populares”, según lo definió Pedro Orgambide.





Inscripciones abiertas para el 15° Foro por el Libro y la Lectura

El encuentro se realizará desde el 18 al 21 de agosto, en el Domo del Centenario. Contará con la presencia de intelectuales de varios países de América y Europa. La modalidad de la participación será la habitual, en mesas vespertinas de debate, talleres matutinos y tertulias nocturnas de lecturas. Los interesados pueden inscribirse en José María Paz 355, de 17,30 a 20.Este año han sido invitados al Chaco responsables de Planes de Lectura de varias ciudades y países, así como escritores de la talla de Leopoldo Brizuela, Jorge Accame, Franco Vaccarini, Isol, Mario Méndez, Washington Cucurto, Antonio Sarabia (México), la poeta Lauren Mendinueta (Colombia), Roxana Sdenka Moyano (Bolivia) y Paula Carbonell (España).


Además, el Foro Internacional por el Libro y la Lectura contará con una amplia cobertura del Diario Clarín a través de la periodista y escritora, Patricia Kolesnikov, que ya ha confirmado su presencia. También volverán a participar escritores queridos del público chaqueño que ya son un clásico en las mesas del Foro: Angélica Gorodischer, Graciela Falbo, Graciela Bialet, Guillermo Saccomano, Ángela Pradelli, Margarita Eggers Lan, Orlando Van Bredam y Verónica Sukaczer, entre otros.

Al celebrarse quince años de realización interrumpida del Foro, se ha solicitado a los invitados que sobre todos los temas específicos reflexionen el estado de la cuestión quince años hacia atrás y que intenten imaginar los próximos quince. La literatura argentina, los medios, las bibliotecas y la irrupción de nuevas tecnologías, la literatura para niños y jóvenes, y las políticas públicas. Todo será analizado en retrospectiva y proyectado a futuro.
Los docentes y bibliotecarios que asistan podrán pedir el relevo de funciones, motivo por el cual participar no conllevará pérdida de presentismo. El Ministro Francisco Romero ratificó la medida que se toma en función de la política pública de lectura que lleva adelante la provincia y que “...en consonancia con la Ley Nacional de Educación, reconoce la centralidad de la lectura en todos los procesos de enseñanza aprendizaje”.

Por eso y porque el Foro es una excepcional instancia concentrada de formación de nivel internacional, el Ministerio solicitó a la Fundación que, como contraprestación a cambio del auspicio, 400 docentes que están trabajando en sus escuelas en relación directa con el Plan Provincial de Lectura puedan tener, además de la licencia y el puntaje, una beca parcial.
INSCRIPCIONES:
Para mayor información e inscripciones, los interesados pueden dirigirse a José María Paz 355, de 17,30 a 20, o por E-mail a: forochaco@fundamgiardinelli.org.ar.

La inscripción es gratuita para el público en general, y sólo abonar un arancel de 80 pesos quienes requieren certificación y control de asistencia para obtener puntaje y justificar licencias en sus compromisos laborales.

Juano Villafañe recorrió escuelas y bibliotecas del Chaco.

Distintas comunidades educativas vivieron este 1 y 2 de julio una verdadera fiesta con la lectura. Invitado por Plan Nacional y coordinado por Plan Lectura Chaco, visitó nuestra Provincia Juano Villafañe, hijo del famoso escritor y titiritero Javier Villafañe. Juano es poeta y ensayista y actualmente dirige el Centro Cultural de la Cooperación, dependiente del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, en Capital Federal.



Juano hablando con los chico y padres de la EGB N° 70

                                                                                                                                                            Juano Villafañe con Natalia Porta, coordinadora de la Región IV del PNL, Myriam Gómez, Directora de Nivel Primario y su equipo, Oscar Yaniselli nuestro Referente Provincial del PLCH y la Directora de la EGB N° 706 de Resistencia

Como homenaje a los 100 años del natalicio del genial Javier Villafañe, el poeta recorre diferentes Provincias argentinas encontrándose con alumnos, padres y docentes para dialogar abiertamente sobre la vida y la obra de su padre. En cada ocasión, se disfrutan de la lectura de textos como “Los sueños del sapo”, “Patitas”, “Cuentos de Pedro Urdemales”, El gallo Pinto”, entre otros.

En esta oportunidad, Villafañe visitó la EGB Nº 706 de Villa San Juan en Resistencia y la EGB Nº 69 de Puerto Vilelas. En ambas instituciones el visitante se encontró con un nutrido grupo de alumnos, docentes y padres y –en un clima de mucha emoción- charló con los niños y leyó en voz alta cuentos, leyendas y poesías del inolvidable Javier Villafañe.



Con gran entusiasmo y sorpresa se prestó a la entrevista radial que le realizaron los niños de la EGB Nº 69, donde también pudo disfrutar de la obra de títeres “El vendedor de globos” y de la dramatización del cuento “Patitas”, ambas basadas en la obra de su padre, realizada por los pequeños lectores de la escuela de Vilelas.



Entre otras actividades y acompañado por el Equipo del Plan Provincial de Lectura y de la Dirección de Bibliotecas, dio una charla abierta para docentes, alumnos de I.F.D. y comunidad en general, en la sede de la Biblioteca Pública Popular de la Localidad de Colonia Elisa. En este marco y con la asistencia de más de cien personas, Villafañe habló de Promoción de Lectura, de la necesidad de leer literatura y de la Educación a través del arte.



El Referente Provincial del P.L.CH., Prof. Oscar Yaniselli, recalcó en cada uno de estos encuentros, la relevancia que tiene la lectura para esta gestión de gobierno, concebida como política pública prioritaria, instando a los docentes y directivos de las instituciones escolares a garantizar la práctica cotidiana de la lectura en voz alta en todas las aulas y para todos los niños. Recalcó, además, el importante rol de los docentes como mediadores y habilitadores de la experiencia de la lectura, especialmente para con los alumnos de las comunidades social y culturalmente más vulnerables de nuestra Provincia, aclarando que sin el compromiso de todos – docentes, padres y alumnos- es muy difícil convertir las aulas en verdaderas comunidades de lectores.