"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

martes, 21 de diciembre de 2010

“Pienso en el Plan de Lectura como en la Asignación Universal por Hijo”

Con estas palabras, la escritora Liliana Bodoc cerró junto a Orlando Barone, Ricardo Forster y el Ministro de Educación, Alberto Sileoni, la actividad de fin de año del Plan Nacional de Lectura que reunió el 30 de noviembre a los equipos técnicos de cada jurisdicción. 
“El Plan de Lectura es, indudablemente, una manera de distribuir la riqueza. Si la riqueza está mal distribuida, la palabra también lo esta y mucho más si hablamos de la palabra poética. Muchas palabras para pocos, poquitas palabras para la mayoría y, sobre todo, palabras desautorizadas para la mayoría”, señaló Bodoc en su exposición y agregó: “Pienso en el Plan de Lectura casi como en la Asignación Universal por Hijo sólo que en este caso es una asignación universal de asombro, de juego, de poesía”.
 
                  

Sileoni abrió esta mesa, la última de la jornada. “Venimos sosteniendo desde 2003 una política de lectura que tiene que ver con la amplitud. Me parece que el Estado ha ganado en los últimos tiempos un criterio de lectura más amplio que no es sólo la lectura de libros. Hay un modo de abordar la realidad distinta y muchos compañeros están colaborando a un nuevo modo de leer”, indicó ante un auditorio atento que colmaba el Salón Marechal del Palacio Sarmiento.

                         

“Detrás de todo esto está el Estado. Hay sectores que todavía quieren un estado inerme, un estado de rodillas, sin políticas pero nosotros somos profundamente estatistas: entendemos que cuando el Estado se va no pierden todos por igual sino que pierden algunos más que otros”, subrayó.

Por su parte Barone reflexionó: “Un lector se reconoce no por la cantidad de palabras que dice sino por la complejidad de sus pensamientos; se reconoce no por la cita que haga de memoria de los autores sino por lo que en su vida esos libros provocaron, marcaron, dejaron: Ese sello se nota en la vida cotidiana, en el amor, en la forma de ver el mundo, en la forma de expresarse”.


A su turno, Forster compartió el recuerdo presente de sus primeros espacios de lectura durante la escuela primaria: “Siempre he sentido que la lectura tiene que ver con la intensidad, con el placer, con la fiesta, con olores y con la infancia”.


                           

El encuentro tuvo como objetivo el socializar y evaluar junto a los compañeros de todo el país las acciones realizadas a lo largo del año. A lo largo de toda la jornada, los representantes de las distintas jurisdicciones y áreas que integran el Plan Nacional de Lectura en todo el país presentaron sus trabajos a modo de balance. Luego de un intervalo para almorzar, los equipos regionales trabajaron en grupos, intercambiaron experiencias y analizaron los resultados. Por la tarde continuaron las exposiciones. Como cierre, los representantes de las provincias presentes disfrutaron de las reflexiones de Barone, Bodoc y Forster; el cierre de lujo estuvo coronado con un brindis.

Estuvieron presentes en la actividad de cierre del año 2010, todas las Coordinadoras Nacionales y Regionales, y los Referentes de las siguientes provincias:

Por la Región 1, Córdoba, San Juan, San Luis y Mendoza.
Por la Región 2, CABA y Provincia de Buenos Aires.
Por la Región 3, La Pampa, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
Por la Región 4, Corrientes, Chaco, Formosa y Entre Ríos.
Por la Región 5, Santiago del Estero, Catamarca y Salta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario